Ángela Rodríguez

Psicología Perinatal

 

 

PÉRDIDAS EN ELPRIMER TRIMESTRE Y EL MIEDO AL EMBARAZO

1 de cada 4 es la cifra de mujeres que tienen una pérdida durante el primer trimestre. 1 de cada 4 mujeres tendrá mayor posibilidad de sentir más miedo ante una nueva gestación. Cuando una mujer tiene un aborto espontáneo recibe una noticia que impacta emocionalmente en ella y también en la pareja, puesto que es algo que aunque sepamos la probabilidad nadie espera ser esa 1 de cada 4.

La pérdida temprana conlleva un duelo: un primer estado de shock e ir transitando por emociones como la tristeza, el miedo, la culpa y la ansiedad. Lo habitual es que estos síntomas vayan disminuyendo conforme pase el tiempo y se deje espacio para vivirlos. Se transita por un duelo ya que el aborto no es sólo algo físico sino que la pérdida física está arraigada a la pérdida de esa maternidad, de esas expectativas, sueños y deseos.

 

Sin embargo, el hecho de que las pérdidas del primer trimestre sean habituales hace que este duelo sea silenciado o sea un duelo desautorizado en nuestra sociedad.  De hecho incluso la atención sanitaria en estos casos suele ser peor que en pérdidas gestacionales más avanzadas. En consulta encontramos mujeres que relatan haber recibido un trato deshumanizado cuando recibieron la temida noticia, se sintieron desinformadas ante las opciones que tenían, estuvieron solas o simplemente sintieron que no dieron importancia a su pérdida incluso desde monitores. 

 

(En este sentido quiero también destacar a todas aquellas profesionales maravillosas que acompañan estas pérdidas de manera respetuosa. Las mujeres y sus parejas os recuerdan, y aunque no quita el dolor de la pérdida lo hace más llevadero.)

Así mismo, puede suceder que al compartir que han tenido una pérdida en el primer trimestre no encuentren apoyo a veces ni en el entorno cercano y lo que reciben de él es que no era tan importante, las típicas frases de “ya vendrá otro” o “estabas de muy poco”.

 

Continúa existiendo la creencia de que es mejor esperar a superar el primer trimestre para compartir la noticia de embarazo, como si esta pérdida no doliera. Este silencio lleva muchas veces a un aislamiento, puesto que tras sufrir un aborto se encuentran sin un entorno con el que compartirlo o les resulta muy difícil hacerlo.

La nueva búsqueda

 

Cuando se sienten preparados para iniciar una nueva búsqueda es posible que algunas emociones vuelvan a reaparecer, como por ejemplo el miedo y la ansiedad. 

 

La ansiedad y el miedo pueden ir de la mano, ya que existen miedos anticipatorios como es el miedo a que vuelva ocurrir, siendo esta una de las principales preocupaciones. Hemos de pensar que tras un aborto es como si se activara una lucecita en nuestra mente que nos recuerda que hay una posibilidad de que esto vuelva a suceder.

 

En ocasiones puede ocurrir que fruto de este miedo y esta ansiedad aparezca también ambivalencia. Por ejemplo, sentir cierto alivio cuando da negativo en el predictor pero a la vez sentir una gran tristeza por no haber logrado el embarazo. Esta ambivalencia les genera culpa por haberse sentido en parte aliviadas y les hace pensar sobre su deseo de embarazo. Sin embargo, sentir miedo ante un posible nuevo embarazo es compatible con desearlo mucho. 

 

Por supuesto estamos hablando de un emociones que acompañan pero que no dificultan la búsqueda de embarazo. Ya que lo habitual es que este miedo y la ansiedad vayan desapareciendo conforme  avanza en la gestación y se va adquiriendo seguridad en la misma.

 

Contar con el apoyo emocional de la pareja y una buena comunicación será un factor de protección para un mejor ajuste emocional en la nueva búsqueda. Así mismo, suma el tener un entorno social y familiar con el que poder expresar cómo te sientes y que no minimice ni banalice tu preocupación tras la pérdida. 

 

Es importante que como sociedad e individuos reconozcamos estas pérdidas, demos espacio para el duelo de la mujer o la parejas y acompañemos en las emociones que surjan ante la nueva búsqueda.

 

Si has tenido una pérdida en el primer trimestre y sientes que tu entorno social no sabe cómo apoyarte o no le da importancia a lo que ha ocurrido quiero que sepas que este es un problema de la sociedad no tuyo por sentirlo así de difícil.  Y por supuesto, si necesitas un espacio para hablar de todo esto que sientes tras la pérdida o en la búsqueda de un nuevo embarazo estamos aquí para apoyarte.

 

 

 

 Escrito y publicado en Instituto YEM (febrero 2022)

 

Un poco más cerca

Suscríbete para recibir de vez en cuando reflexiones e info interesante. Además sabrás de primera las novedades que se vayan creando para este espacio.

No te avasallaré a mails y podrás darte de baja cuando quieras.